lunes, octubre 06, 2008

Cómo evitar la falta de motivación a la hora de hacer deporte


Uno de los principales detonantes a la hora de abandonar el entrenamiento físico es la falta de motivación. La mayoría de la gente que acude a un centro deportivo poco convencido acaba por desanimarse y por dejar de entrenar sin reparar en lo perjudicial que esto será para su salud.

Es importante que no perdamos la motivación y tengamos paciencia a la hora de realizar ejercicio. Sin motivación no tendremos energía para afrontar las rutinas de entrenamiento y por lo tanto los resultados no serán buenos, con lo que aumentará más nuestro desánimo y se nos hará más pesado seguir adelante. En ese preciso instante comenzaremos a alegar diversas razones para abandonar, que debemos considerar y cambiar para lograr vencer el desánimo.

La motivación es la que nos incita a actuar y a desarrollar la actividad. Si la motivación falta, faltarán las ganas. Algunas de las principales causas de desmotivación son la falta de tiempo a la hora de realizar ejercicio. Normalmente no es esto lo que sucede, sino que no tenemos bien organizado el tiempo. No es necesario acudir todos los días al gimnasio o realizar entrenamientos eternos, sino que simplemente si nos organizamos y preparamos una rutina adecuada al tiempo del que disponemos, aumentará nuestra motivación.

Mucha gente piensa que no nació para el ejercicio y que eso no va con ellos. Esto no es un argumento de peso, ya que hoy en día existen infinidad de actividades adaptadas a todo el tipo de personas, por lo que simplemente tenemos que informarnos y buscar lo que más nos conviene. Otro argumento habitual es que el deporte no nos gusta, pero debemos pensar que aunque no nos guste es lo ideal para mantener una buena salud. Además, seguro que hay una actividad deportiva acorde a nuestra personalidad.

Otra desmotivación es el precio del gimnasio. Muchos alegan que es caro, pero no siempre hay por qué ir a un gimnasio para practicar deporte, sino que se puede correr en un parque o hacer senderismo en cualquier monte… Además, el dinero que se invierte en un gimnasio es algo que va a ir destinado a mejorar nuestra salud. Existen centros deportivos de todos los precios para todos los bolsillos.

La distancia del gimnasio suele ser otra excusa que justifica la falta de motivación para ir. Esto no debe ser nunca un impedimento, pues podemos ir hasta el gimnasio andando o en bici y de esta manera realizamos ejercicio aeróbico reduciendo así el tiempo que le vamos a dedicar en el gimnasio.

Se como sea, dejar el ejercicio de lado nunca es lo más acertado, pues es algo fundamental para mantener nuestro cuerpo sano y en plena forma. Simplemente debemos cambiar el chip y pensar de diferente manera con respecto al deporte

6 comentarios:

robert mayoral dijo...

yo lo que hago, es siempre ponerme un objetivo o fijarme un reto...así no paro nunca, cuando no es agua, es tierra, sino bici....el tema está en no parar...ya veces las ganas de hacer deporte también fallan....

Ishtar dijo...

Al final siempre llegamos a mi frase favorita ;-), que quien quiere hacer algo encuentra un medio y quien no quiere hacer nada
encuentra una excusa...

Besicos!

TriKer dijo...

y que.. no piensas volver a escribir??? es que no estas entrenando??

Jose Ignacio Hita Barraza dijo...

Muchachoooo, ¿qué tal fue esa boda? Que nos tienes abandonados y seguro que es por eso, te casabas el 25, ¿no?

Bueno, espero que lo estés pasando bien en tu luna de miel, un abrazo!!

Alex dijo...

El camino de un deportista está lleno de vaches que hay que superar y la motivación está claro que es uno de ellos.
El dolor es pasajero,pero la gloria es eterna,
A mi me motiva!! jejeje
Bsos

Alex dijo...

Mejor un abrazo eh!! que lo de los besos es un poco gay!! jajajajaja
Se me fué la olla!!
jajajajaja

Somos Gladiadores

Necesitas Motivación